PARTISANOS 

Los partisanos son tropas irregulares que aparecen en los territorios ocupados menos defendidos entorpeciendo las líneas de suministro enemigas, atacando las guarniciones de ocupación y a veces hasta liberando amplias zonas ocupadas. 

La unidad partisana tiene los atributos de una infantería resultando bastante débil en campo abierto pero no así en territorios urbanos, de bosque o montaña donde pueden resultar auténticos núcleos de resistencia. 

Cartas de partisanos 
Existen tres maneras de obtener cartas de partisanos. En primer lugar, algunos jugadores las tienen por defecto según indican las reglas especiales de su país. Por otra parte, también se obtienen eligiendo al principio de la partida la carta "levantamiento armado" (ver espionaje). Finalmente, hay países no jugables que si son atacados también generan una carta de partisanos para el jugador que gestiona el ejercito defensor. Las cartas de partisanos són acumulativas y se pueden lanzar antes o después del turno de cualquier jugador aunque se deberá elegir bien cuando utilizarlas puesto que resultan escasas y pueden ser muy decisivas. 

Ubicación de los partisanos 
Existen dos limitaciones por lo que hace a la ubicación de partisanos: 

1. Han de ubicarse en un territorio ocupado por el enemigo ya sea de forma pasiva (sin presencia de tropas enemigas) o activa (con presencia de tropas enemgias. Por lo tanto, no se puden desplegar partisanos en zonas aliadas como medida para reforzar el frente. 

2. Su radio de aparición se limita a las fronteras de su país, por ejemplo, no podemos poner partisanos rumanos en territorios búlgaros, tan solo en territorios que al inicio de la partida fueran rumanos. 

En caso de presencia enemiga terrestre en el territorio dónde han aparecido partisanos, se realizará el combate inmediatamente sin que los partisanos tengan posibilidad de retirarse. Es posible ubicar más de un partisano en un mismo territorio si se dispone de suficientes cartas.