La época de esplendor del Imperio Británico definitivamente ha pasado pero no por eso el Reino Unido ha dejado de ser una potencia a tener en cuenta. Fiel aliada de los Estados Unidos, Gran Bretaña todavía conserva algunos enclaves estratégicos como Hong Kong, Gibraltar o Singapur que de bien seguro ayudaran al bloque capitalista a mantener a raya el peligro rojo. 

Además de su territorio nacional, el Reino Unido controla los territorios y tropas de Noruega, Dinamarca, Islandia, Portugal y el norte de la RFA (Hamburgo). 

Impuestos
 
49 $/turno 

Recursos 
1 explotación de hierro 
3 explotaciones de petróleo 

Rutas comerciales (6) 
Liverpool – USA 
Liverpool – USA 
Liverpool – Sudáfrica 
Gibraltar – Malta 
Hamburgo – Estocolmo (hierro) 
Singapur – Hong Kong 

Tecnologías (4) 
Marines
Cargas de profundidad
Paracaidistas 
Radar   


Puntos de victoria (7) 
Londres 
Liverpool 
Trondheim 
Hamburgo 
Gibraltar 
Singapur 
Hong Kong 

Capitalismo 
Gran Bretaña es la cuna del liberalismo económico y el libre mercado. En las rutas comerciales donde el beneficio se obtenga en $, los británicos obtienen 10$ en vez de 5$ por cada mercante. 

Sudáfrica 
La progresiva descolonización de la África negra, apoyada por el bloque comunista es vista con temor por la racista Sudáfrica. Por eso no es extraño que Sudáfrica apoye el esfuerzo de la OTAN y la SEATO en contener el comunismo mediante el envío de expediciones militares. Cada 3 turnos, el Reino Unido dispone de una infantería/artillería/antiaéreo sudafricano llegado al puerto de Liverpool, dicha ayuda finalizará para siempre si el enemigo ocupa el puerto inglés. 

Mando independiente (ver Francia)

Situación militar
La Royal Army es un ejército moderno pero no demasiado grande y muy disperso debido a los múltiples destacamentos coloniales localizados en lugares tan remotos como Kuwait, Malasia, Singapur o Hong Kong. Destaca su capacidad antiaérea potenciada por los radares que no sólo cubre las principales ciudades inglesas sino que también ofrece protección al nutrido contingente que defiende el norte de la RFA. La Royal Air Force es uno de los otros puntos fuertes de las fuerzas británicas contando con una de las tres principales bases aéreas y balísticas de la OTAN: la denominada base OTAN-Norte ubicada en Noruega.   
La Royal Navy ya no es la potente flota que havia sido hace unos años manteniendo tan solo una pequeña flota en el Mar del Norte y una flota mercante notable pero dispersa entre los territorios y dominios británicos.

HOB_56_0751_MC.jpg